Pequeñas horticultoras de un cultivo familiar, sueñan con salir adelante

0
70

Yuliana y Estrella Rodas trabajan como horticultoras en el cultivo familiar en Itá, Departamento Central, mientras acuden a la escuela. Admiten que el dinero no alcanza en casa. En la semana en que se festeja el Día del Niño, instan a los pequeños a luchar por sus sueños.

Las pequeñas Estrella y Yuliana Rodas, de 12 y 9 años, viven en la compañía Las Piedras de Itá, Departamento Central, y reparten las horas del día entre juegos, estudio y trabajo.
Además de ir al colegio, ayudan a sus padres a limpiar los yuyos que aparecen en el cultivo familiar. Son primas, pero se consideran hermanas por lo unidas que son.
También a su corta edad, arman los atados de verduras que luego sus padres se encargarán de vender en el mercado. Por eso, valoran el esfuerzo que hacen por ellas sus padres, siendo conscientes que el dinero, muchas veces, no alcanza.
“A veces mi papá no tiene combustible para llevarme al colegio y se complica un poco”, dice Estrella a NPY.
La niña asegura que esta situación la llevó a darle más valor a las cosas y aprender a ahorrar para que no le falte nada.
En la semana en que se festeja el Día del Niño en nuestro país, ambas instan a luchar por los sueños. “Luchen por sus sueños. Mi sueño es ser doctora para ayudar a mi papá cuando se enferme”, agrega Estrella.
Su prima Yuliana, a su vez, sueña con ser policía para atrapar a los ladrones y luchar contra la inseguridad.
Hoy y como cada 16 de agosto se celebra el Día del Niño en Paraguay, en recordación a los niños mártires que ofrendaron sus vidas, en defensa de la Patria, en la cruenta batalla de Acosta Ñu, dentro de la Guerra contra la Triple Alianza (1864-1870).
Fuente: CIM.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí