Logra un triunfazo y pone un pie en la siguiente ronda

0
11

Sportivo Luqueño se plantó en la altura de Cochabamba y derrotó por 2-1 al Aurora por la ida de la primera fase de la Copa Sudamericana. El arquero Delgado, en contra, y José Leguizamón, marcaron los goles del Auriazul, que dio un paso gigante hacia la siguiente ronda.

Sportivo Luqueño se hizo fuerte en el Estadio Félix Capriles de Cochabamba, Bolivia, y derrotó este jueves por 2 a 1 al Aurora en juego de ida de la primera ronda de la Copa Sudamericana 2015.

 

EL PARTIDO

Bolivianos y auriazules protagonizaron un cortado y friccionado primer tiempo en Cochabamba. Luqueño no hizo un buen partido y por momentos se vio superado por el equipo rival, sin embargo, sobre el final de la etapa encontró un insólito gol y se puso en ventaja.

  El volante boliviano Edson Zenteno, sobre 45 minutos, generó la chance más clara para los locales, cuando sacudió un potente remate de media distancia que el portero auriazul desvió con lo justo al tiro de esquina.

  Y cuando parecía que el primer tiempo se iba sin goles, a los 47′ se abrió el marcador y fue a favor del equipo paraguayo: tras un centro de Aquilino Giménez desde la derecha, el portero colombiano del Aurora Wanerge Delgado despeja con los puños y el balón rebota en David Mendieta, y en su afán de retomar la pelota, el portero no hace otra cosa que mandarla a guardar en su propio arco, para el 1-0 a favor del Auriazul, marcador con el cual se fue la etapa.

  En la etapa complementaria, Luqueño arrancó bien y a los 49′ marcó otro gol, pero dicho tanto fue anulado por una mano de Luis Miño que no fue intencional. El gol fue mal anulado, era el segundo auriazul.

  Minutos después, a los 52′, Aurora lo empató con un gol de Rodrigo Borda, que tras un centro desde la derecha, apareció por el segundo palo y sacó el cabezazo que superó al portero Giménez y se convirtió en el 1-1 en el partido. Duro golpe para el Auriazul.

  Tras el empate, el partido se hizo parejo, hasta que a los 73′ llegaría una jugada cave a favor de Luqueño: Zenteno, en su afán de robarle una pelota a Mendieta, que se dirigía rumbo al arco, tocó el balón con la mano y el árbitro no dudó en sancionar penal.

  De la ejecución de la pena máxima se encargó el defensor José Leguizamón, que con un disparo potente y alto decretó el 2-1 a favor del Chanchón, para el delirio de los hinchas auriazules en Cochabamba.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí