Lo que hay que tener en cuenta a la hora de alquilar

0
20

Conseguir una vivienda o un departamento que se adecue a nuestras necesidades puede resultar un dolor de cabeza. Son muchos los factores a considerar para tomar la mejor decisión. Aquí te compartimos algunos datos que pueden serte de utilidad.

Cuando de encontrar vivienda se trata hay que tener en cuenta varias cosas, tales como ubicación, servicios, número de habitaciones, estado de la construcción y precio, entre otros aspectos.

· Ubicación: Lo ideal es que la vivienda o el departamento se encuentre en un lugar de fácil acceso, preferentemente cerca del trabajo o centro de estudios. Es importante comprobar que en las cercanías haya algún centro de salud y conocer dónde está ubicada la comisaría de la zona.

· Servicios: Que tenga acceso a servicios básicos como agua corriente, electricidad, transporte público y que en la zona haya comercios tales como supermercados, almacenes y otros.

· Número de habitaciones: Que esté acorde a la cantidad de miembros de la familia, para evitar incomodidades. Algunos arrendadores establecen desde el inicio un límite de ocupantes permitidos.

· Precio: Es muy importante fijar un presupuesto familiar y establecer un límite saludable de lo que será invertido en el rubro de la vivienda  -que se considera no debe sobrepasar el 30% de los ingresos familiares-, para evitar retrasos en el pago y dificultades económicas. Muchas veces, el precio es el que determina la decisión de un alquiler, por sobre otros factores como ubicación, servicios o calidad de la construcción, pero lo importante será intentar lograr un equilibrio para encontrar algo bueno a un precio que podamos pagar.

Algunos prefieren lidiar directamente con los propietarios del inmueble a alquilar, mientras que otros consideran que la mejor opción es contar con los servicios de una inmobiliaria. Ambos tienen sus ventajas y desventajas.

Cynthia Martínez, que ha vivido en alquiler durante 10 años y ya se ha mudado 19 veces, prefiere tratar directamente con el propietario «porque las inmobiliarias tienen una comisión que abonar y eso genera mayor gasto para el interesado», comentó. 

El precio del alquiler, a veces, incluso puede ser negociado cuando se trata directamente con el propietario, expresa Esteban Miranda, quien también lleva 10 años viviendo en alquiler y prefiere no lidiar con inmobiliarias. Asimismo, algunos propietarios dan facilidad para el pago de la garantía, dividiéndola en cuotas, lo que hace menos pesada la inversión inicial.

Sin embargo, una desventaja consiste en que muchos propietarios se manejan muy informalmente, no responden rápidamente a los reclamos o se los toman de manera personal. Asimismo, las mejoras o inversiones en la propiedad suelen ser poco frecuentes, debido al gasto que ello les representa.

Por otra parte, las inmobiliarias por lo general operan en la formalidad, que si bien implica mayor burocracia, nos brindará un respaldo jurídico, pues contaremos con todas las documentaciones en el caso de efectuar reclamos, y desde un principio tendremos las condiciones y reglas bien delimitadas en el contrato.

Daisy Hug de Belmont, socia gerente de América Latina Inmobiliaria, reconoce que quienes buscan precios más económicos tratan directamente con los propietarios. Aquellos que acuden a las inmobiliarias son generalmente «personas con mayor poder adquisitivo», que acuden a la inmobiliaria por su cartera de clientes y para ahorrar tiempo y esfuerzo en la búsqueda de opciones. Sin embargo, advierte que la capacidad de pago ha disminuido notablemente y que todos buscan la oferta más económica.

Los documentos que se exigen para concretar un alquiler a través de inmobiliaria son: comprobante de ingresos y un garante. Además, se paga la garantía (normalmente el precio de un mes de alquiler), la comisión inmobiliaria que es del  50% del monto del alquiler y, en algunos casos, incluso se pide una seña para reservar el inmueble hasta la aprobación de todos los documentos.  La evaluación que de la capacidad de pago del cliente hacen las inmobiliarias es fundamental para aprobar el alquiler, resalta Daisy Hug.

Ana Morra, gerente de la Inmobiliaria Curupayty, considera que hay dos tipos de inmobiliarias: «las que alquilan, cobran la comisión y se borran del tema», por una parte; y por otra, «las que alquilan y luego se encargan de administrar las propiedades». Estas últimas brindan respaldo a sus  clientes y están para solucionar los problemas que surjan durante el usufructo de la vivienda, por lo que son más recomendables, afirma.

Las ofertas de viviendas son muy variadas, no obstante, encontrar exactamente lo que uno necesita y tomar la mejor decisión requerirá tiempo y esfuerzo.

Gustavo Salazar,  quien vivió en alquiler por 13 años, considera que no es fácil encontrar la vivienda adecuada «y siempre te toca renunciar a algo que esperás del lugar donde querés vivir», pero se trata de buscar el equilibrio en la relación costo – beneficio.

Para Cynthia Martínez, el consejo para los que buscan vivienda es «que concreten con la propiedad que reúna todas o casi todas las condiciones que necesita en ese momento; pues mensualmente estará entregando un monto importante de dinero y no vale la pena destinar ese dinero en una casa que no ofrezca lo necesario».

Hug de Belmont aconseja siempre a sus clientes priorizar su zona de movimiento. «El tránsito está caótico, así que es muy importante para la familia tener en cuenta las distancias, el tiempo de movilización, la nafta, etc. A veces una propiedad es más económica pero si se le suma el gasto de transporte, el monto es mucho mayor y conviene alquilar algo que quede cerca», precisó.

La recomendación de Ana Morra para el que busca alquilar vivienda es que revise minuciosamente el contrato de alquiler y, si es necesario, que se haga asesorar antes de firmar, de manera a que estén protegidos ambos: locador y locatario.

En cuanto al precio, un vistazo a Clasipar.com permite corroborar que la oferta varía, mayormente, dependiendo de la ubicación (en Asunción es más caro) y del número de habitaciones. Una habitación puede costar entre G. 350.000 y G. 750.000. El precio de los departamentos de un dormitorio va de G. 850.000 a G. 4.500.000 y más. Departamento de dos dormitorios encontramos desde G. 1.000.000 y una casa con dos dormitorios se ofrece a partir de G. 1.000.000 en zonas como Ñemby o Mariano Roque Alonso y desde G. 1.500.000 en Asunción.

Otros sitios web que ofrecen alquileres son:  inmuebles.ultimahora.com,  infocasas.com.py, americalatina.com.py, alquilo.com.py, inmobiliaria.com.py, exploracasa.com.py, s126.com.py,olx.com.py, remax-paraguay.net, igsa.com.py, abas.com.py, prohouse.com.py, 2dinmobiliaria.com.py,Grupo en Facebook Alquileres de Casas y Deptos., Facebook Alquiler y Venta de Inmuebles, entre otros.


CONSEJOS PRÁCTICOS ANTES DE ALQUILAR UN INMUEBLE

Antes de decidirse por una propiedad, es importante revisar que tenga las condiciones adecuadas para su utilización. Así evitaremos sorpresas desagradables una vez instalados en el lugar.

En la experiencia de Gustavo Salazar, «siempre el deterioro de la vivienda con el pasar del tiempo es un problema y la falta de agua (en dptos.), es otro inconveniente», que la mayoría de las veces se pueden evitar con una adecuada inspección del lugar, antes de firmar contrato.

Por Karen Núñez, CIM.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí