“De acá me van a sacar muerto”, dice un padre despojado de sus bienes por sus hijos

0
34

Un hombre de 76 años decidió volver a ocupar uno de los inmuebles que adquirió con mucho sacrificio décadas atrás y que le despojaron sus hijos en San Rafael del Paraná, Departamento de Itapúa.

Rubén Luis Franz Dienstmann, de 76 años, decidió ir a ocupar uno de los inmuebles que adquirió con mucho sacrificio décadas atrás, luego de estar cansado por la situación que atraviesa, a raíz del despojo de todos sus bienes supuestamente por parte de sus propios hijos.
Se trata de una finca de 473 hectáreas, ubicada en la localidad de Yanki Kue, distrito de San Rafael del Paraná, Departamento de Itapúa.
La decisión del empresario de las Colonias Unidas fue recibida con beneplácito por los vecinos de San Rafael del Paraná, quienes le dieron una emotiva bienvenida y le ayudaron a levantar un pequeño rancho para vivir.
Según manifestó, sus hijos Walter Rubén y Donald Luis Franz, este último un conocido pastor evangélico, radicado ahora en los Estados Unidos, supuestamente le arrebataron todos sus bienes, vehículos, cuatro empresas, dinero en efectivo, depósitos bancarios, inmuebles, acciones y otros.
Agradeció el apoyo de los vecinos a quienes consideró sus hijos, porque aparentemente “ya no tiene más hijos”.
Comentó que tiene dos nueras, siete nietos y cuatro bisnietos y aseguró que la situación por la cual está atravesando “le parte el alma”.
“Yo he confiado en ellos”, lamentó.
El hombre lamentó haber dado todo a sus hijos e instó a los padres a enseñarles a trabajar y a saber educar a sus hijos para que sepan valorar las cosas.
“Me faltó traerles a mis hijos acá en el sol a quemarse la frente y saber lo que significa el sacrificio. Hoy me afinco aquí y ya no salgo más, muerto me van a sacar de aquí”, manifestó.
Dijo que sus hijos le despojaron de algo que confió en ellos y que la propiedad tenían que heredar ellos a buena forma y no en esta situación.
“Agradezco a los vecinos que me recibieron y se ve que son gente que reconocen el sacrificio. Yo he confiado en ellos y he depositado mi fe en ellos, pero nunca imaginé lo que me está pasando, algo muy doloroso y triste, y para que ningún padre más pase por esto”, agregó.
“Lástima que sus hijos le despojen de su sacrificio”, dice un vecino
Por su parte, Derlis Metz Valdez, vecino del hombre, dijo que siente mucho lo que le está pasando y que es una lástima que sus hijos le estén despojando de su sacrificio.
“Yo conozco lo que es trabajar en el sol, levantarse de madrugada, quebrarse los dedos, carpir, criar gallinas y demás, y yo he valorado toda la vida a mis padres y me gustaría que los hijos valoren a su padre”, expresó.
Manifestó que están a tiempo todavía de cambiar y reivindicarse con su padre.
“Si yo fuera el hijo de este señor, yo estaría con él acá y le apoyaría en todo. Mi papá, lastimosamente, ya salió de nuestra vida, pero me gustaría tener un papá y compartir esos momentos en una propiedad así”, relató.

EL CASO
El hecho fue denunciado por el afectado y se está litigando el caso en los estrados judiciales, donde la víctima plantea la reivindicación de todos sus bienes.
Mariela Rivarola, abogada de la víctima, informó a Última Hora que han planteado la reivindicación de títulos de acciones, cuyo juicio se radica en el Juzgado de Primera Instancia, 5° Turno, Secretaría 10 y se encuentra en etapa de apertura de pruebas.
De acuerdo con los antecedentes del caso, Rubén Luis Franz Dienstmann había asociado a sus hijos a las cuatro empresas que fundó, cediéndoles parte de las acciones, además de firmarles un poder post mortem; pero aparentemente sus hijos lo despojaron y se apoderaron en partes iguales de todos los bienes.
Por otro lado, el hombre había denunciado también a sus hijos por asistencia alimentaria de adulto mayor, juicio que se está tramitando en el Juzgado de la localidad de Obligado.
Sin embargo, en la audiencia de conciliación los hijos expresaron que no tenían ánimo conciliatorio con su padre y exigieron una salida judicial, es decir, se negaron a asistir a su progenitor.
Fuente: CIM.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí