Cárdenas: «Hay una mafia interna en el Indert pero la externa es más organizada”

0
15

El presidente del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), Justo Pastor Cárdenas, admitió que dentro del ente agrario existe una mafia, pero considera que «la externa es más organizada y tiene más recursos». Responsabiliza al Poder Judicial de inscripciones fraudulentas de lotes en el Chaco.

Sobre las compras irregulares de tierras en el Chaco, el presidente del ente agrario explicó que mientras respondía a la solicitud de pronto despacho a cuatro jueces, el juez de Primera Instancia Multifuero de Neuland, Filadelfia y Loma Plata, Fidelino Aquino, inscribió los cuatro lotes en forma preventiva sin título de propiedad.

Este proceso se produce en plena feria judicial: «Hay una mafia perfectamente organizada y conectada con el Poder Judicial», acusó Cárdenas en comunicación con la 730 AM este martes.

El juez Aquino argumentó que se trató de un error y que, por ello, levantó nuevamente la medida. Sin embargo, Cárdenas refirió que dos funcionarios del ente agrario fueron hasta el Chaco a presionar ante las irregularidades y que, en consecuencia, Aquino no tuvo más alternativa que revocar su decisión.

«Esta es la más clara expresión de la mafia externa que funciona fuera del Indert; dentro del Indert tenemos una mafia interna y eso no lo niego, estamos tratando de sanear esa situación, pero la mafia externa es más organizada y con mayores recursos», lamentó. 

Ante las irregularidades en la inscripción de 4.000 hectáreas de tierras ubicadas en Alto Paraguay, Cárdenas anunció que analiza denunciar al juez Aquino ante el Jurado de Enjuiciamiento.

El fraude consistió en vender los lotes a G. 30.000 la hectárea, muy por debajo del precio de G. 309.500 la hectárea que estaba vigente al momento de la adjudicación, el 28 de diciembre de 2012, lo que generó al ente agrario un daño patrimonial multimillonario.


TIERRAS DE SAN AGUSTÍN

Respecto a la supuesta donación de tierras de la empresa San Agustín, con la cual el Estado tenía pendiente un pago del restante 20% por las 5.700 hectáreas en Cordillera, Cárdenas aclaró que la donación aún debe ser aprobada por el Consejo del Indert.

El monto final por el cual se acordó la venta de dicho inmueble, en marzo del 2013, fue de G. 60.294.298.050 y la suma entregada por el Indert fue del 80%, es decir, G. 46.884.846.163.

El presidente refirió que la acción de la empresa facilita el proceso que inició el Indert con el actual gobierno, que se opuso a pagar el 20% restante.

Esta posición fue «política y moral» , agregó Cárdenas y mencionó que el hecho de que la empresa renuncia a cobrar casi USD 3 millones no es poca cosa.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí