¿Quién es Clemencio «Gringo» González?

0
1095

Clemencio González Giménez, alias «Gringo», es sindicado como uno de los narcos más peligrosos de la frontera. Ahora se lo vincula con el reciente caso de sicariato en Asunción, pues la camioneta acribillada pertenece a su grupo empresarial, según los investigadores.

González Giménez nació en Horqueta, Departamento de Concepción, pero vivió y estableció sus negocios en Pedro Juan Caballero, Amambay. Es considerado como un escurridizo delincuente que logró sobrevivir a varias guerras narcos disputadas en la frontera, tras haber trabajado con el «Padrino», Fahd Yamil, y con el líder del Comando Vermelho, Fernandinho Beira Mar.

Estuvo involucrado en el secuestro y muerte de Amado Felicio Martínez, el 27 de enero de 2004. Supuestamente, ordenó la muerte del hombre luego de que su hermano, Félix González, muriera en un accidente en el que se vio involucrado Martínez. Por este hecho ordenaron en ese año su detención, pero le otorgaron una medida sustitutiva y, cuando esta se revocó, se fugó de su casa, pese a que contaba con resguardo policial.

La red que operaba al mando de Gringo amenazó a un grupo de antidrogas (10 agentes especiales) con matarles por un operativo en el que se incautaron 500 kilos de cocaína de su estancia, en Pedro Juan Caballero, el 8 de diciembre de 2010. Esa amenaza incluso obligó a las autoridades de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) a realizar un masivo traslado de sus hombres por temor a represalias.

El mismo fue también acusado por un ex agente policial –que fue dado de baja y a quien, supuestamente, ofreció importantes sumas de dinero– de ordenar el asesinato del ex fiscal Arnaldo Giuzzio y del legislador Roberto Acevedo (PLRA).


BUSCADO POR ROBO DE COCAÍNA

Desde el 15 de enero de 2015, Clemencio González es buscado como autor del robo de 252 kilos de cocaína que se resguardaban en la Jefatura Policial de Pedro Juan Caballero, tras una incautación. Gringo, en aquella ocasión, utilizó uno de sus vehículos particulares para rescatar la droga.

El mismo fue imputado y se pidió su captura. Llamativamente, el juez Penal de Garantías Santiago Trinidad pidió que se levante su orden de arresto internacional. Finalmente, esta medida fue revocada.

González Giménez, además, fue sindicado por investigadores como uno de los responsables del asesinato del policía de Investigación de Delitos Óscar Vargas, quien habría brindado datos claves para incautar la cocaína. También se vinculó a Jarvis Chimenes Pavão en el caso.

Por este hecho fue imputado por el fiscal Isaac Ferreira y la agente fiscal Elva Cáceres. «Tuvimos como base elementos probatorios de que el mismo utilizó uno de sus vehículos. También fueron imputados dos concejales departamentales, Juan José Bogado Martínez y César Quevedo, y agentes policiales», dijo a Última Hora el fiscal Ferreira.

El 7 de junio de 2017 fue allanada la vivienda del prófugo por el fiscal antidrogas Hugo Volpe, de Pedro Juan Caballero. La casa está ubicada en el barrio Jardín Aurora, de la ciudad capital del Amambay. El mismo había sido visto por la zona, pero no se pudo dar con él.


UNA PEQUEÑA BASÍLICA

Una capilla de gran tamaño, que imita –aunque de manera no tan exacta– al modelo del Santuario de la Virgen de Caacupé, se construyó por orden del capo Clemencio Gringo González en el patio de su mansión, ubicada en el barrio Jardín Aurora de Pedro Juan Caballero. La residencia permanece abandonada desde el 2015.

La capilla conserva el mismo estilo de cúpula y grandes ventanales con marcos del modelo original, aunque en lugar del color gris del santuario caacupeño, González prefirió pintarla con un color crema.


VÍNCULOS CON EL ATENTADO

Un ataque a tiros cometido por sicarios en el barrio residencial Manorá, de Asunción, dejó como víctimas fatales a un niño de tan solo 5 años de edad y a su padre, de 28 años. La camioneta de las víctimas acusó 33 impactos de bala. El hecho se produjo este miércoles 25 de octubre.

Los fallecidos son William Giménez Bernal (28), oriundo de Pedro Juan Caballero, y su hijo, Gabriel Giménez González (5). En el hecho también resultó herido Wiler Fidelino Lezcano (28), quien recibió varios impactos superficiales de bala y está internado con custodia policial en el Hospital de Trauma de Asunción.

El vehículo rociado a tiros y conducido por William –según los investigadores– pertenece al Grupo Cristo Rey S. A., propiedad de Clemencio Gringo González, quien cuenta con orden de captura por narcotráfico.

El establecimiento fue allanado por policías el 8 de agosto pasado y fueron detenidos once supuestos miembros del Primer Comando Capital (PCC), en tanto que Gringo González se encuentra prófugo desde enero de 2015.

William Giménez Bernal visitó cinco veces en este año al supuesto capo narco Jarvis Chimenes Pavão, en su lugar de reclusión en la Agrupación Especializada de la Policía. De acuerdo con las informaciones preliminares, este fue a pedir protección, ya que temía por su vida. Hace tan solo seis meses sufrió un atentado en Amambay, del que resultó ileso. 

«El vínculo del fallecido William Giménez Bernal con personas asociadas al crimen organizado hace suponer que este nuevo hecho forma parte de la guerra entre diferentes facciones del delito transnacional», señala un comunicado del Ministerio del Interior.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí