Empresario niega vínculo directo con Messer

 

El representante legal de Adolfo Granada, uno de los imputados por el caso de lavado de dinero encabezado por Dario Messer, afirmó que la Fiscalía formuló una hipótesis errónea de su cliente.

Rodolfo Gubetich, abogado defensor, explicó que Adolfo Granada, efectivamente, tiene un vínculo con la firma Chai SA, propiedad de Dario Messer, pero este fue formado a través de un contrato lícito de prestación de servicio firmado en el año 2011.

"Mi cliente tiene a su cargo una empresa denominada Desarrollos y Pasturas SA, junto con otros socios, que tiene como objeto la administración y gerenciamiento de establecimientos rurales", refirió en comunicación con radio Monumental 1080 AM.

El letrado sostuvo que la imputación de Granada se construye a partir de hechos que no son ciertos.

"La consecuencia, en realidad, es por la mala interpretación del alcance de ese contrato de servicios. Lo que nosotros suponemos es que la Fiscalía desconocía que esta empresa le brindaba ese servicio", sostuvo.

Gubetich aseguró que la firma de su cliente solo se encargaba de la asesoría de negocios y el gerenciamiento del día a día. Negó que fueran el órgano de control del origen del dinero del empresario brasileño.

En ese sentido, argumentó que el uso de la camioneta de la empresa por parte del primo del presidente Horacio Cartes, Juan Pablo Jiménez Viveros, corresponde a uno de los beneficios que otorgan a sus clientes.

"La camioneta es de la empresa, pero es un servicio que se le da a los inversores extranjeros que no tienen movilidad, está dentro del alcance del contrato", manifestó.

Con respecto al allanamiento encabezado por la Fiscalía este miércoles, refirió que toda la información que fue ubicada permitirá corroborar sus afirmaciones.

Adolfo Granada se encuentra imputado por los hechos punibles de lavado de dinero y asociación criminal, al igual que el cambista Dario Messer, su hijo Dan Wolf Messer y el primo del presidente Horacio Cartes, Juan Pablo Jiménez Viveros.