OIT adopta normas laborales para proteger a los millones de trabajadores domésticos

 

En el marco de la 100ª Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), delegados de gobiernos, empleadores y trabajadores adoptaron por primera vez en la historia normas laborales internacionales destinadas a mejorar las condiciones de vida de decenas de millones de trabajadores domésticos en el mundo.

La 100ª Conferencia de la OIT adoptó hoy normas laborales para proteger a entre 53 y 100 millones de trabajadores domés-ticos en el mundo, según se informó este jueves desde Ginebra.

"Por primera vez llevamos el sistema de normas de la OIT a la economía informal y este es un acontecimiento de gran importancia", dijo el director general de la OIT, Juan Somavia, al agregar que con esta decisión "se ha hecho historia".

Los delegados aprobaron el Convenio sobre el Trabajo Decente para las Trabajadoras y Trabajadores Domésticos (2011) por 396 votos a favor, 16 votos en contra y 63 abstenciones, y la Recomendación que lo acompaña por 434 votos a favor, 8 votos en contra y 42 abstenciones.

Las nuevas normas se convertirán en el Convenio 189 de la OIT y la Recomendación 201 desde que fuera fundada la Or-ganización en 1919. El convenio es un tratado internacional vinculante para los Estados miembros que lo ratifiquen, mientras que la Recomendación ofrece una guía más detallada sobre la forma en que el Convenio puede ser llevado a la práctica, de acuerdo al informe enviado por la prensa de las Naciones Unidas-Paraguay.

La OIT es la única organización tripartita de las Naciones Unidas, y cada uno de sus 183 Estados miembros está representado por dos delegados del gobierno, uno de los empleadores y uno de los trabajadores, quienes pueden votar en forma independiente. Las nuevas normas de la OIT establecen que los millones de trabajadores domésticos del mundo que se ocupan de las familias y los hogares podrán tener los mismos derechos básicos que otros trabajadores, incluyendo horas de trabajo razonables.