Santos empató con Peñarol y define el miércoles en su país la Copa Libertadores

 

Peñarol y Santos desaprovecharon sus chances de gol y la primera final de la Libertadores en Uruguay terminó 0-0.

Fue un muy entretenido juego el observado en el estadio Centenario de Montevideo. Luego de apenas 5 minutos de juego ya ambos equipos tuvieron su chance para abrir el marcador.

Si bien el local logró controlar a la figura del equipo rival, Neymar, de todas formas el Santos se mostró más entero en ataque y posteriormente fue el que llevó más peligro al arco rival.

Peñarol intentó hasta el último minuto marcar la diferencia en el marcador, y llegó a vencer al arquero brasileño a los 40 minutos del segundo tiempo. Pero el línea paraguayo Nicolás Yegros marcó correctamente la posición adelantada y todo quedó anulado.

Así, el partido se fue sin goles, un resultado positivo para el Santos ante un aguerrido equipo charrúa. Todo se definirá el próximo miércoles 22 de junio, en Brasil.

Neymar acusó al árbitro compatriota Carlos Amarilla de haberlo intimidad con amenazas de que lo iba a expulsar al menor desliz y perseguirlo en cada jugada indicandole que no se eche a la “piscina” porque iba a tener roja directa. El jugador dice que le condicionó en todo momento y que un árbitro no debería tener protagonismo en las jugadas.